La lora ríe mientras sufrimos.

Imita la risa.

Ah, tormenta del dolor.

Brisa atormentada.

Banalizada.

Incomprendida.

Desacreditada.

Abandonada.

Desamparada.

Incomparable.

Desvirtuada.

Impredecible.

Entusiasmada.

Risa del dolor acuclillada.

Agazapada.

Reluciente.

Implacable.

Omnipresente.

Desesperada.

Monumental.

Desparpajada.

Edulcorada.

Tenaz.

La risa del dolor abandonó el llanto.

Metamórfica.

Espantada por su liberación del capullo.

La risa del dolor estalla.

Y la lora la imita.

Perfecta.

Los perros auguran.

La risa se relame.

Goza.

Embate.

Arrolla a su paso, hasta volverse llanto.

Ahogo.

Abandono.

Amanecer.

Se reinventa como un antiguo rompecabezas.

Vibra.

Arrebata.

Seduce.

Olvida.

Señora del dolor. Descendió del Árbol de la Sabiduría.

Arcano de la Humanidad.

Risa del dolor.

Piel de los Adanes, costilla de las Evas.

Milenaria piedra angular.

Cáliz de sangre.

Vid inmemorial.


Crédito de la imagen: Lost in mind, by Sweet Ice Cream Photography