He aprendido

Con el paso de los años he aprendido que hombres poderosos le temen al débil, a quien no tiene nada más que su alma y sus huesos.