Viajé a Buenos Aires desde el interior de Argentina para participar de un encuentro internacional de hackers. Elegí como residencia un hostel. Llegué temprano y no pude alojarme sino hasta después de las 14 horas de ese día. Entonces, hablé con la encargada, me describió el lugar, que contaba con terraza y cocina disponible para a todos los usuarios. Me duché, porque estaba caluroso, y disfruté el viejo parquet lustrado de la habitación caminando descalzo y almorcé, desnudo, frente al espejo, unas porciones de pizza acompañadas con agua mineral.

title: “El mismo Sol” date: 2019-02-08T11:49:57-03:00 lastmod: 2019-02-08T11:49:57-03:00 draft: true keywords: [“”,] description: “” tags: [“”,] categories: [“”,] author: “Ricardo Daniel González”

You can also close(false) or open(true) something for this content.

P.S. comment can only be closed

comment: false toc: false autoCollapseToc: false

You can also define another contentCopyright. e.g. contentCopyright: “This is another copyright.”

contentCopyright: ‘CC BY-NC-ND 4.0‘ reward: false

mathjax: false

Para llegar al Hospital Evita intenté ir por la calle México. El paso está cortado porque hay obras para reparar cráteres en la calle Santiago Álvarez, a ambos lados de México. No hay paso posible hacia la izquierda porque se halla el Centro Recreativo del Centro Empleados de Comercio. El paso obligado de los automóviles es doblar a la derecha y transitar por varias cuadras hacia el sudeste. También encuentro advertencias porque se ha desmoronado una boca de tormenta.

Armstrong no pudo disponer sobre su muerte ni lo que acontecería luego de ella las disputas legales, acuerdos financieros porque murió por un descuido, un desacierto. Fue olvidado, su aporte sólo un mojón para una carrera; atrás quedaron otros colegas sacrificados, atrás quedaron el polvo lunar sobre los trajes, suspendido en el interior del módulo, que olía a ceniza, a restos de un incendio y en la superficie terrestre ya no olía no perfumaban si no en la Luna, inerte por insuflarnos vida y quedarse atrapada en el abrazo, hasta su despedida.