Procesamiento de Aeroplano que elude un gigantesco pez en el cielo

Una de las etapas de procesamiento de la imagen de un gigantesco pez evadido por un aeroplano, en el cielo. Imagen: Ricardo Daniel González

Una de las etapas de procesamiento de la imagen de un gigantesco pez evadido por un aeroplano, en el cielo. Imagen: Ricardo Daniel González

Comparto el vídeo, muy breve, que repasa la evolución del procesamiento de la fotografía del aeroplano que elude un gigantesco pez en el cielo, imagen que fue formada por la evolución de las nubes.

Comencé a pensar estos pequeños vídeos ante los comentarios que despiertan las fotografías; especialmente las de aquellas formaciones de nubes que adoptan determinadas formas. Como el caso del aeroplano y el pez, por resumirlo de alguna manera.

El asunto es que hay personas que no ven el pez, o creen que es otro tipo de animal. Algunos dicen que tiene rasgos prehistóricos, y hay quienes señalan que es un ofidio, aunque los dientes ‘son visibles’.

En fin, esto es arte: se trata de una imagen captada cuando activé el disparador de mi cámara DSLR, ante una formación de nubes que me parecía un pez, y acertaba a pasar por el lugar un aeroplano que iba hacia un aeródromo cercano.

¡Es un fotomontaje!

Otros piensan: es un fotomontaje. Bueno, no lo es. El aeroplano ‘está movido’, porque cuando tomo fotografías de nubes, me gusta ‘darles un poco más de tiempo’.

Lo más importante, o lo menos si no crees en este tipo de imágenes -relacionadas con una percepción que los griegos llamaron pareidolia-, es que allí estaban el pez, y el aeroplano. Con un fondo de cielo celeste claro. ¡Y las motas de polvo en el sensor!
Puedo decir que eran decenas.
Lo podrán comprobar en el vídeo cuando paso el puntero sobre una enorme cantidad de ‘eliminación de tinta plana’, uno de los ajustes de edición de Adobe Photoshop Lightroom. (Cada vez que los veo en una imagen Raw (cruda, o en crudo), como sucedió esta ocasión, me prometo que voy a intentar limpiar el sensor de mi cámara por mi mismo. ¡DIY! ¡Hacelo vos mismo!, me incita una voz interior.

Pero, una y otra vez, transcurrido más de un año del descubrimiento de esas invasoras fatales, hago la tarea de remover una por una las manchas de polvo que el sensor capta. Parece que pulo mi paciencia, porque al aumentar el contraste de la imagen, las motas parecían reproducirse, o ‘salían a la luz’ unas manchas que antes eran imperceptibles.

Bien, aquí está el vídeo. Espero sus comentarios. Impaciente, me adelanto a alguno de ellos: una foto no necesita explicación, habla por sí misma. Y es verdad. A mi me habló de un gigantesco pez que parece emerger de las aguas, y un aeroplano que logra evadirlo a tiempo. Como dicen, una imagen vale más que mil palabras.

Ahora, ustedes tienen la palabra. Y la imagen, está disponible aquí en blanco y negro, y en color.

El tema musical utilizado en este vídeo es Here, de Hyson, que pueden disfrutar aquí. ¡Muchas gracias Hyson!

Este artículo ha sido visto158 veces!

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *